miércoles, 18 de septiembre de 2013

NA CIDADE, TODOS A TRINTA

 O coche circula pola Main Street de Disneyland, o parque temático de París.
 Este cabalo ten forza pra arrastrere un tranvía con varios pasaxeiros, unha solución pra esta Pontevedra que vive fóra da realidade e parece camiñar cara a súa desaparición...,
 Como se aprecia nesta outra foto, esta pode se-la solución pra que Pontevedra teña servicio público.
O tranvía sigue camiño pra dare a volta nun espacio presidido por un palco, e seguir así a súa demostración de que aínda se pode circular a menos de 30 km por hora. 

Pontevedra, 19.09.2013
Entrada n. 1707 do blog

NA CIDADE, TODOS A TRINTA,
por Xesús López Fernández

Parece que o noso Burgermeister Herr Fernández Lores regresou moi ledo de München, en Bayer, despois de ter leído alí a súa epístola do modelo de cidade; do modelo que non existe, porque aquí non se traballou na dinamización da cidade, senón coa idea capada de creare un parque temático no que priman as tascas e taperías  con terrazas que non son terrazas e van pouco a pouco ennegrecendo o chan da cidade, nos espacios  que antes eran dominio público. Se o coche está practicamente prohibido, ¿qué parvaxolada é ésa de decir que a democracia depende da peatonalización, que somos os adiantados e que, en Pontevedra, non se pode circular a máis de 30km. hora?. A partir daí, é de doudos falar de lección de democracia cando o que se imprantou na cidade foi unha involución crecente que vai camiño de se conformar como ruína total: moitos negocios arruinados e xentes que vivían na zona vella víronse obrigadas a mercare nova vivenda con garaxe pra poderen ser puntuales á hora de acodir a un traballo fora da "capital" que está a morrere.

Por certo, se queren saber cómo se conforma un parque temático teñen un claro exemplo en DisneylandPark, París, do que aquí se mostran tres fotografías. Riadas de xentes acoden alí tódo-los días. O tren de alta velocidade ten estación do lado de Disneyland.París; incluso o tren inglés que cruza o Canal da Mancha aporta moitos visitantes que traen a súa chavalada pra metelos nese mundo fantástico, de ensoñación, aínda que prós pais sexa, sobre todo, unha gran caixa rexistradora/esquilmadora.

O exemplo do cabalo que arrastra un tranvía é demostrativo de que aínda podemos mellora-lo modelo do "todos a trinta" no circuíto urbán pontevedrés. Penso volver sobre o tema, pero tamén estou a maxinar cómo o noso alcalde, travestido noutra ocasión en Monsieur Fernández Lores, pode levar a súa epístola a París, ónde non reparei nun sóo lombo que atranque a circulación que, polas numerosas avenidas e bulevares é bidireccional e, ¡ai!, existen posiblemente máis farolas do tipo das fernandinas que desapareceron da Ferrería que en toda España. Daquela  Monsieur F. Lores tería que levare un equipo de motoserristas pra acabare coas farolas que ó noso alcalde non lle gustan ou (íao ter moi difícil) convencere os parisiéns de que a circulación bidireccional é unha ceporrada. Por certo, en París hai máis de 10000 hoteles. Ó mellor Lores pensa que non teñen modelo de cidade. 

10 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Con lo bonita y grata que es la ciudad de Pontevedra es una lástima que tengaís un Burgermeister Herr Fernández Lores, que al parecer no se entera de cómo son las ciudades más cómodas.

En San Sebastián se inició la construcción de una línea de TRANVIA hace dos años pero los batasunos que ahora gobiernan la han parado.

Quieren que todos circulemos en bici o en burro.

o blog de xesús lópez dijo...

Sí, Javier:
Aquí han eliminado los flujos dinámicos, han arruinado la ciudad. Y se disponen a peatonalizar aún más, para que no quede sombrade arterias urbanas.
Volveremos a usar el burro como medio de locomoción. Pero que vayan a París y aprendan.
Un saludo, amigo.

MAMUMA dijo...

Filliño, no saben que facer para dar la lata.

o blog de xesús lópez dijo...

E agora comezan coa murga da ruína doutra zona da cidade. Pensan que unha cidade pode vivir sen arterias. Aquí están xa todas anuladas.E o Herr Michael Engel Fernández Lores, médico, debería saber algo do que acontece cando, por colaxenosis, as arterias deixan de funcionar: a vida se acaba.
Un saúdo.

trillian dijo...

¡Qué bonito carruaje!.
Aquí en Vigo se hablaba hace varios años de poner el tranvia por la ciudad, tambíen se hablaba del metro,del ave y al final todo se quedó en nada,asi es la politica, unos por los otros la casa sin barrer( nunca mejor dicho) je.

Biquiños Xesus

o blog de xesús lópez dijo...

Hola,Trillian:
He estado en Disneyland-París y en París. Días intensos. Todo muy cuidado y bien ambientado.
Yo recuerdo Vigo cruzado por tranvías, un transportemuy popular. Es una pena que hayan recnunciado a él. En Estambul,que va por los 15000000 de habitantes, el tranvía es una pieza vital, como en alguna otra ciudad turca.
Yo estoy digiriendo ahora las fotografías que he traído del viaje, unas dos mil y alucino.
Biquiños

trillian dijo...

Yó tambíen lo recuerdo poco pero recuerdo la gente colgada en las puertas y por detras.
Pues ya nos enseñaras esos lugares, 2.000 fotos dan para mucho.

Biquiños xesus.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Piensa que cada político que llega tiene que hacer algo distinto a lo que han hecho sus predecesores. Ante todo que hablen de él. Y ,lo que menos piensan es si lo que hacen favorecen a los ciudadanos oles perjudican.

Un abrazo

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Trillian:
Hoy he llegado de Irlanda, cuatro días de zarandeo para descubrir unos lugares impresionanes.
Aún tengo pendiente de entrar como post en el blog un comentario sobre el viaje a París, muy enbreve, espero que no el último, pero ahora se me cruzan los cables con la visita a Irlanda, un país que vuelve a la rique agroganadera, que podría ser un modelo para Galicia, con otros políticos, claro.
Un biquiño.

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, José Luís:
Hoy llegué de un viaje a la Irlanda católica, a los lugares marcados por la vocación monástica que sirvió, en gran parte, para la salvación de la Iglesia en Europa.
Un viaje emotivo. Por cierto que nuestra guía, excepcional, nos comentaba alguno de los problemas que allí tiene la circulación, convertidas algunas calles al unidireccionalismo. Cuando un autocar no puede aparcar ante un hotel, no le queda otra opción que dar la vuelta a una o diversas manzanas, trazando bucles como en Pontevedra (digo yo), la circulación según los diagramas de Venn imaginados por algún concejal matemático. De coña.
Un abrazo, amigo.