jueves, 24 de marzo de 2011

Desastre en Río Cruces, en Chile

Río Cruces, en Valdivia, Chile. As augas están tinguidas polos vertidos da Celulosa Celco, causante da mortandade de máis de mil ciños de gola negra neste espacio, no ano 2005, nun santuario Ramsar das aves, especialmente dos citados ciños. Limito o interese desta entrada a algús enlaces e videos.
-
Pontevedra, 24.03.2011
-
Entrada n . 1411 do blog
-
Desastre en Río Cruces, en Chile,
por Xesús López Fernández
-
Eduardo Israel conta (en Valdivia en Alerta) de cómo unha noite de febreiro do 2004 espertou polo pestazo que producia a celulosa Celco, a 54 kilómetros ó norte da súa casa. Comezaba pra eles a maldición da que en Pontevedra sabiamos dend´o ano 1963. E curiosamente, aínda que melloraran as cousas, non estamos libres de que, unha noite calquera, o pestazo entre nas nosas casas de novo e nos desperte, asustados.
-
Ó lector halle resultar fácil atopar novos enlaces. Deixo aquí os de dous vídeos, pero hai como 15 localizables. Atentos ás descripciós que fan as xentes. Os metales pesados están, parece, na raiz do mal causado, como tamén sabemos en Pontevedra.
-
-
-

3 comentarios:

Candela dijo...

Los videos y el tema me recuerdan a una peli, "El informe pelícano", o de que forma los intereses comerciales y políticos pueden llevarse por delante a personas, animales y cosas.

En este caso no hay misterio, en esa zona hay una fábrica como única responsable del desastre ecológico, no hace falta ser ingeniero para darse cuenta. Otra cosa es que no interese reconocerlo porque entonces "alguien", deja de llevársela cruda.

Que pena.

o blog de xesús lópez dijo...

En Pontevedra, Cadela, cuando comenzó el pestazo de Celulosas, el número de enfermedades del tracto respiratorio cuadruplicaban a los producidos en el área de Vigo.
Aquí también "nació" un colectivo de paralíticos cerebrales.
Y los franceses tenían aviso de que podía ser malo consumir el mejillón de esta ría, o el de los sectores de Meloxo y O Grove, en la ría de Arousa.
Mis dos hijos pasaron por momentos críticos a causa del "asma" celulósica.
Pero ese problema ha desaparecido. Ya no es obligatorio incluir en el boletín estadístico de enfermedades de obligatoria declaración las correspondientes al tracto respiratorio.
El "milagro" lo hizo Fraga, que tuvo mucho que ver en el intento final de matar esta ría con una papelera de Georgia Pacific. Era su contraprestación a José Luís Méndez a cambio de su regalo de monte Gaiás, en principio destinado a mausoleo del que fuera nuestro presidente y ministro del viejo régimen.

o blog de xesús lópez dijo...

Perdón, quise decir Candela al comienzo de mi comentario.