domingo, 19 de enero de 2014

Pulpo, polbo

 Avelino Muleiro, o presidente do Centro de Estudios Carballiñeses, fala claro: Non se trata de substituir "polbo" por "pulpo", senón de que ámba-las dúas palabras convivan no diccionario. E ten razón. A RAG hai tempo que perdeu os papeles, tendo sido incapaz de dictar unhas normas que teñan presente o idioma como creación popular.
No Carballiño, tódo-los Agostos celebran a por eles chamada Festa do Pulpo, palabra ésta de uso maioritario na fala galega que a RAG, por puro diferencialismo, ten tachado no diccionario, como moitas outras que a lingua, empobrecida, bota en falta.  

Pontevedra, 20.01.2014
Entrada n. 1733 do blog
Artículo semanal. Editado no Diario de Pontevedra


Pulpo, polbo…
por Xesús López Fernández

            La Voz de Galicia do 4.01.2014 recollía a nova de que o Concello d´O Carballiño vai comeza-los trámites pra que a palabra “pulpo” figure no diccionario da RAG, do que foi deportada por unha especie de xangal diferencialismo, como moitas outras palabras. Botando man de diversos vocabularios e diccionarios galegos, vexo que a palabra ten presencia compartida con “polbo” que nalgún tempo tiña o seu “habitat” limitado á bocarribeira das rías baixas, algo que xa hai moitos anos sinalaba Manuel Rabanal nun artículo publicado no ABC, extrañado de cómo no castelao de “lupus” a “lobo” non se dese a mesma evolución, é decir, de “polypus” a “polbo”, como aconteceu na área citada da bocana das nosas rías. Pero en gran parte de Galicia sí decantou en “pulpo”, por suposto que palabra igualmente galega. I éso é o que quer xustificare o alcalde d´O Carballiño, Argimiro Marnotes, que tenta dar oficialidade á forma continental que podemos definir como maioritaria.

            Outravolta atopámonos coa eterna cuestión. ¿Quén fai o idioma? ¿A RAG, a sociedade? ¿É que o idioma galego non existía antes da creación da Academia?  Naturalmente que existía porque é a sociedade a forxadora da fala, á que non se lle adicou a atención que Sarmiento recomendaba: “Facede o idioma a partir da fala”. Sen embargo, a lingua está de cada volta máis ferida, como máis deturpada de cada nova volta normativa. Consultada a palabra “pulpo” no diccionario “on line” da RAG, a verba aparece tachada e recomendan o uso exclusivo de “polbo”. N´O Carballiño opóñense a ese “diktatt” cando levan máis de cincoenta anos denominando Festa do Pulpo á que se celebra no mes de Agosto e con asistencia multitudinaria, festa considerada de “Interés Turístico Nacional”. Pero a Dirección Xeral de Turismo da Xunta tenta impoñer como nome o de “Festa do Polbo”. O Carballiño prepara un informe, que vai ser realizado polo Centro de Estudios Carballiñeses, prá súa remisión á RAG en demanda da súa aprobación á iniciativa.

            O alcalde fala incluso de posible iniciativa popular de non contaren co placet da Academia. E farían ben. Con esa decisión estarían a nos marcaren un camiño, porque son moitísimas as palabras hoxe inseridas no diccionario, sen tradición na lingua, alleas incluso á súa psicoloxía. Lembremos, por exemplo, a recomendación de Lugrís Freire, en relación coa palabra “artigo”. El, na súa Gramática de Ligua Galega usa a palabra “artículo”, porque decimos  “articular, articulista, articulado, articulación”. Como ese exemplo poderiamos tirar moitos outros. “Evanxeo?”. Pero se decimos “evanxelizar, evanxelista, evanxelización”!. Os diferencialismos son como a couza a rilar no idioma, a esmorecelo máis e máis. E, claro, de cada volta menos falantes. O “galizo ou galegués” emanado das normas non trae nengún tipo de salvación. Sí, extraños discursos de xentes non instaladas no galego real.

            Volvendo ós términos “pulpo” e “polbo” poderiamos incluir aquí algunhas das entradas que recollen diversos autores. Curiosamente parece que é Carme Ríos Panisse a que recolle máis entradas no seu diccionario do 1977: 18 pra “pulpo”; 3 entradas pra polbo; 11 pra pòlbo. Sarmiento recolle a forma “pôlbo”, marcando ben o circunflexo na pronunciación pra distinguilo de “polvo” (de pulvis).  En fin, coido que a forma “pulpo”, aínda que coincida coa castelá, debería estar no diccionario da RAG por maioritaria, convivindo con “polbo”. En clave de oralidade e de bilingüismo harmónico, as coincidencias deben ser asumidas. ¿Cómo decir “rastrillo” en galego? “Angazo”. Pero é que “angazo” tamén está no diccionario da RAE!. ¿Van tenta-la súa supresión da nosa fala os radicales da deriva? Moitas palabras, por decreto, xa non están, á par que foron inserindo non poucas palabras portuguesas, con encarnadura imposible na nosa lingua. Pero lembrémo-la lección de Rabanal: “polbo” é unha palabra da bocana das rías baixas. E polbeiro, polbeira, ou dorna polbeira.

13 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Todos esos académicos y supuestos linguistas de cada región están totalmente vendidos a los nacionalismos, y se inventan palabros que nada tengan que ver con el idioma CASTELLANO. Ese es el objetivo y son capaces de hacer el ridículo máximo con tal de crear un idioma alejado del castellano tradicional.

Sucede lo mismo con el vascuence. Y el nuevo idioma los campesinos no suelen entenderlo. Ni lo usan pero sí sus hijos y nietos.

En fín, cuando la POLÍTICA FACCIOSA entra en una sede de intelectuales o supuestos "entendidos" se produce el aniquilamiento de la vieja lengua de Alfonso X El Sabio.

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Javier:

Es como dices. Tal cual. Paco Vázquez, el que fue alcalde de La Coruña y con el que estuve hablando en el 2007, cuando viajamos a Roma, denunció siempre el uso bastardo del idioma como herramienta política y la ingeniería social de los estalinistas, su pretensión de deformar nuestra lengua gallega y de reconvertirla en portugués.

Él habla un gallego espléndido y podría dar clases a las distintas levas de socialistas que también trabajan en reventar el gallego real

El propio Camilo José Cela era partidario del gallego real y censuraba el discurso de cierto prohombre con el comentario que hacía la gente: "Falou como Dios, pero non-o entendeu nin dios".

Han convertido el gallego, en los planes de estudio, en la asignatura más odiada. En fin, no olvido que el primer programa de radio, en lengua gallega, fue en parte obra mía. En los años 66 y 67, en Radio Pontevedra. Fueron 92 emisiones. De un bloque de más de ochocientos cincuenta folios unos setecientos fueron trabajo mío, hasta que me cansé. Y el programa murió.

Un cordial saludo.

Jaime dijo...

El maravilloso idioma gallego que siempre se habló en toda Galicia con sus mil variantes, según la zona, nada tiene que ver con el idioma dictado por estos estalinistas que se inventan palabras con el único fin de que no se parezca al castellano.
Como bien dices, ese idioma actual es imposible de entender para aquellos que mamaron el gallego en sus casas y que además lo tenían como idioma único.
La palabra polbo se utilizaba algo en las Rias Bajas, sin embargo pulpo era utilizada en toda Galicia y ahora sigue siendo mayoritaria.
Salud

o blog de xesús lópez dijo...

Gracias, Jaime, por tu comentario, que rubrico.

Es así, como dices, y las gentes que tenían el gallego como lengua única se sienten traicionadas, cunde el abandono.

Un cordial saludo

César dijo...

Confieso avergonzado que no conozco a fondo el idioma gallego ya que a los 10 años, aunque en Galicia, me sumergí en un mundo paralelo en donde me prohibían practicarlo. Creo que a toda acción corresponde una reacción y ésta es la actual en que los nacionalismos intentan por todos los medios hacer pagar al "oficialismo castellano" apartándose lo más posible de similitudes para, como muy bien dices, diferenciarse.
Es posible que "polbo" sea la forma gallega de expresarlo, pero los de orcellón tienen toda la razón al intentar que se acepte la forma que consideren más conveniente y si continúan nombrándolo como pulpo no dudo que lo conseguirán.
Aunque me parece que para su fiesta sería una publicidad estupenda aquello de "A festa do polbo". Acudirían despistados de todas las localidades..

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, César:

La reacción debería de haberse producido retomando la lengua conservada en las aldeas, que gracias a sus gentes subsistió. Pero derivaron hacia el diferencialismo suicida y acabaron diseñando "a lingua da non-patria", como denominaba Uxío Novoneyra (en oposición a la RAG, al Instituto da Lingua Galega, a la AS-PG, a las normas del 82, ya, y las últimas, las del grazas son peores).., decía que Novoneyra llamaba "lingua da non-patria" a la creación de los iluminatti que creen que el gallego es un portugués "non evoluído".

La palabra pulpo es gallega, más en uso que la palabra polbo, cuyo uso puede confundir a más de uno. Si como sugieres en O Carballiño obtan por decir "Festa do Polbo", algunos podrían pensar en una especie de gran bacanal o de barra libre del puterío.

El propio Carlos Casares afirmaba que él escribiría "botar un polbo" en el sentido que apuntas en tu comentario.

Te voy a recomendar una entrada de mi blog sobre la desgraciada evolución de nuestro idioma. Se titula "O galegueiro", que creo es una crítica despiadada hacia la situación que los ingenieros del idioma han creado.

Saludos cordiales.

o blog de xesús lópez dijo...

César:

Quise decir:.... "optan por decir "Festa do Polbo"....

monolingüismo no dijo...

Hola Don Jesús.
Cierto es que en mi tierra de La Guardia, que no "a guarda" se dice polbo, pero se deben admitir los dos términos, porque así es la evolución del idioma y no como unos iluminados pretenden, como son los de la RAG.
¿Qué me dice usted de "complecso" en vez de complexo ? jajaja.

trillian dijo...

Yó reconozco qué hace poco me enteré que al pulpo se le llamaba polvo en gallego y la verdad me quede un poquito sorprendida, núnca lo había oido, siempre había oido.. ó pulpo.

El gallego es milenario en el mundo, se empezó hablar antes de cristo, con sus altibajos claro.
En el siglo XII se consolida como la lengüa de la Lirica,en este periodo se habla por casi toda España, y gran parte de Europa.
Despues tubo sus epocas obscuras, hasta su recuperación en el siglo XIX como idioma literario y cultural.

Y que te voy a contar yó a tí Xesus que tú no sepas.

De acuerdo contigo que este nuevo gallego "aportuguesado" ...no gusta,...si Curros Enrríquez ó Rosalia de Castro levantaran la cabeza.

Es una delicia escuchar los cantares gallegos,que nos ponen los bellos de punta, con su poesía cantada.
Como tú ...Adios Mariquiña, en tierras tan lejanas muy emocionante.

Biquiños.

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Monolingüismo:

El gallego es un idioma riquísimo. Pero el trabajo de poda que está haciendo la sectaria RAG lo está empobreciendo de forma inicua.

Menos mal que la oralidad debe contar más que sus normas, comenzando por las del 82, que no fueron redactadas por la Academia, como denunciara entonces Franco Grande. Los diferencialistas de la mierda les habían remitido el "paquete" que los infiltrados en la RAG como caballo de Troya, aceptaron.

Si quieres reirte un poco, busca en mi blog (pedantería aparte), la entrada que le recomiendo a otro comunicante titulada "O Galegueiro", en relación con la crítica que hacen "Os da Ría".

Un saludo

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Trillian:

Son los portugueses los que escriben "polvo", como "povo", cuando debe hacerse con "b", porque son derivadas de "polypus" y de "populus". Como digo, b, aunque el Bloque pretenda tener patente de lingüista cuando son ellos los destructores del idioma, un idioma milenario.

Ya quisieran acabar con la obra de Rosalía, o con la de Curros, manantiales a los que debemos acudir constantemente.

Lo de "Un adiós a Mariquiña", en el teatro clásico de Epidauro, en el Peloponeso, fue emocionante. Y la grabación que está en mi blog no es nada más que un pálido reflejo de lo que aquel momento fue.

Biquiños, Trillian

José Luis Valladares Fernández dijo...

Con el gallego, me imagino que ocurrirá lo mismo que aquí en Asturias con el asturiano.Que gente no muy ilustrada, corta y raja con el idioma guiado por un nacionalismo ciego, sin darse cuenta que hay muchas variantes dependiendo de la zona. Y estos quieren unificarlo y lo que hacen es estropearlo y empobrecerlo

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, José Luís:

Han inventado una neolingua estaliniana, lo que hoy imponen como norma es algo que se distancia, cada vez más, de la lengua socialmente creada. Estos se han creído aquello de que solamente el padrecito Stalin hablaba ruso y creen que solamente ellos hablan gallego. Resultado, la gente no lo ve así y llaman a ese producto engendrado en sus laboratorios "galegués o galizo", incluso "galegueiro".

Tienes toda larazón.

Un cordial saludo.