miércoles, 11 de julio de 2012

Faltos de ideas

Rajoy no Parlamento, nunha intervención falta de ideas, como se o Goberno estivese xa en situación de rescate, en situación aínda peor que a de Grecia.

Pontevedra, 11.07.2012
Entrada n.1545 do blog

Faltos de ideas,
por Xesús López Fernández

Non sei se a estas horas aínda continúa o debate parlamentario. Faría ben Rajoy en ter en conta os avisos sobre a traición do seu programa electoral, de cómo se cruzaron xa as líneas roxas na esnaquización do Estado de Dereito.

Unha falacia o discurso do presidente sobre o tema da creación de emprego, cando realmente se está a potenciar, coa sobida do IVA, unha maior caída do Estado, xa en recesión dend´hai tempo.

¿Por qué teñen que sofrir máis os máis desfavorecidos, funcionarios ou xentes no paro que sofren unha nova mordida, ou  os que teñen distintos axuntamentos. E ó mellor hai que volver a ese esquema se queremos poñer ó país en situación de crecemento, de recuperación incluso da denostada autorquía antes de nos sentirmos escravizados polo mandatopropiedades hipotecadas?

E todo por defenderen ós poderes financieiros, a bancos moitas veces quebrados, e quebrados pola inxerencia dos políticos na reconversión das caixas de aforros en bancos ó seu servicio.

Son sectores sensibles os que están a sofriren, xentes que recordan agora que aquí foi o franquismo o creador do Estado de Benestar que os políticos d´arestora queren arrasar.

¿Por qué non reconvertiren os cargos políticos en puramente honoríficos, deixalos sen retribución? Co franquismo non cobraban os concellales e añinda non se inventara a Europa dos mercaderes, á que o Goberno se presta a servir. Hai un vello chiste sobre Franco, o Xeneralísimo, que dend´o alén nos envía un aviso de advertencia: "¡Non se vos pode deixar sóos!".. E así nos vai.

Sobran 350000 políticos no país.¡Sobran.....!

7 comentarios:

Lobo Solitario dijo...

Ni ideas ni lo que hace falta para gobernar en estos tiempos.
Animo con el Bolg; aunque parezca que no hacemos nada, si miramos un poco el tema en perspectiva, nos daremos cuenta que entre todos si tenemos influencia... Y si no que le preguntez a ZETAP que es lo que ha cambiado de 2008 hacia acá... Cierto que tienen que equivocarse ellos pra que las críticas lleguen, pero ya se sabe que nadie es infalible.

Candela dijo...

Está claro Xesús, las dos caras de una misma podredumbre, PSOE, PP.DdEBERÍAMOS EXIGIR LA DIMISIÓN DE MARIANO. SI NO SABE, NO QUIERE O NO SE ATREVE A GOBERNAR QUE SE VAYA Y CEDA SU PUESTO A ALGUIEN QUE REPRESENTE A SU ELECTORADO.

o blog de xesús lópez dijo...

Gracias, Lobo, por tus ánimos. Efectivamente, deberemos insistir hasta la saciedad, a ver si ensanchamos la conciencia de la sociedad.
Un cordial saludo

o blog de xesús lópez dijo...

Tienes razón, Candela:
La corrupción los define como partido único a todos ellos: PSOE, PP Y LOS DEMÁS.
Hoy, en el Parlamento las oyó de todos los colores.Pidieron ya su dimisión y, aunque muy lejos de Cayo Lara, éste dio un claro aviso: Los anuncios que hoy hizo Rajoy son gasolina para la calle.
Un cordial saludo

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Tengo muchas dudas, amigo Xesús; ya no sabe uno en manos de quienes estamos. No sé dónde va a ir a parar esto.
Un cordial abrazo.

o blog de xesús lópez dijo...

Hola,Chinto:
Creo que existe una impotencia total para afrontar los problemas; que es completamente inmoral que sean los más humildes los que tengan que hacer el gran esfuerzo.
Creo que ya existe una corriente grande de gente que opina que este hombre debe dimitir piorque las medidas que adopta no van a servir de nada.
Un abrazo, amigo

o blog de xesús lópez dijo...

Nuestro guía en el viaje a Grecia apuntaba como causas principales de la situación que vive aquel país las siguientes:
La mitad de la población, algo más, está concentrada en dos ciudades, abandonado el campo, sobre todo por la juventud.
La clase política y ante el Parlamento nos decía a nosotros españoles:"Ahí están trescientos señores.... ¡Y no tenemos Senado!", como aludiendo a que la situación, aquí, puede ser aún peor.