miércoles, 25 de julio de 2012

OS PRACERES, EN LOURIZÁN, TRAICIONADOS

O tren da traición cruza a praza d´Os Praceres. A traición, consensuada polos tres partidos.

A policía, actuando como exército particular do clúster portuario contra os veciños que defendían o espacio contra o tendido do ferrocarril, construcción urxida tamén polo alcade de Pontevedra. Dito así porque aquí nengún "puro" se salva.

Pontevedra, 25.07.2012
Entrada n. 1551

OS PRACERES, EN LOURIZÁN, TRAICIONADOS,
por Xesús López Fernández

O ministerio do M.A.R.M. autoriza que Fomento consume a actuación ecocida contra as marismas de Lourizán. Con mal pe comeza a defini-los seus pasos o que se revela como ministerio esquizoide, o do señor Arias Cañete, que parece vai ter un papel protagónico na fin desta ría.

Lembremos que, según presunción popular, Tomás Iribarren urxeu, como presunto mandado de Ceferino Nogueira, a construcción do ferrocarril ó porto de Marín, proiecto que levaba varios anos abandonado, moitos anos. A Xunta de Galicia consumou as ordes recibidas, asunto protestado polos veciños e polo propio ministerio de Medio Ambiente de Aznar, que decía que o tren invadiría 55000 metros cuadrados de terreo demanial, que suporían a introducción dun perfil duro que impediría o acceso ás marismas de Lourizán no momento do cese concesional das industrias nelas asentadas.

Curiosamente, o ministerio de Fomento de Aznar levou adiante o proiecto do ferrocarril, inercia coa que sigueu o ministerio de Fomento de Zapatero, que no segundo mandato xa non quixo contare con Cristina Narbona (que dictou un decreto polo que se definían as marismas de Lourizán como dominio público marítimo terrestre e, como tal, inalienable, inembargable, imprescriptible e insusceptible de desafectación). E o goberno de ZP inventou o ministerio MARM, situando á súa fronte a frouxa de Rosa Aguilar, outra política parvaxola ou xangal, inútil.

Hai cousas que poderían estar resoltas pra un futuro inmediato, pero os tres partidos siguen presuntamente pensando nas comisiós e recalificaciós, eso que o PP podería te-la ocasión de recrea-lo ministerio de Medio Ambiente. Pero, non. Parece que a creación do tal ministerio na época de Aznar foi un "mal paso" aínda tendo sido ese ministerio o que poría máis en valor a Lei de Costas de Borrell, nacida pra limpare a costa, a mesma costa que agora o Goberno de Rajoy, que nunca tivo color ecoloxista, vai, consecuentemente á nova lei que prepara Arias Cañete,  entregare ós depredadores.

Teñamos presente, ademáis, que se a presidencia da Autoridade Portuaria de Marín non quere prescindire do tren, o presidente actual é o home de Ana Pastor, a ministra de Fomento que se dispón a apura-la morte da ría. Política de secano, en definitiva. Asunto pra ver conlupa.

Confío en que os veciños d´Os Praceres aínda han conseguir evita-lo ecocidio manexado por Ana Pastor e o seu home xunto con Arias Cañete, mentres o PSOE e o BNG aplauden.

Lembremos, como tantas veces neste blog, que no tren inaugural viaxaban os catro xinetes do Apocalypsis local: Fraga, Cuiña, Lores e Tonecho, catro traidores á tradición mariña desta ría.

Enlace:
FAro de Vigo, 25.07. Fomento logro o permiso ambiental (pra trincare ós veciños d´Os Praceres, pra lle outogar dominio sobre a praza ó clúster portuario.)

4 comentarios:

Candela dijo...

En fin...

Quién nos iba a decir que este Gobierno sería el de "la puntilla". En esto, como en tantas otras cosas, hemos sido traicionados.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Puedo decirte, amigo Xesús, que toda la información que tengo del penoso asunto de Lourizán me la proporcionas tú, y que, en cuanto se me presente una ocasión favorable, acudiré por ahí, sólo por ver el destrozo medioambiental que se ha cometido en la hermosa ría pontevedresa.
Un cordial abrazo.

o blog de xesús lópez dijo...

Sí, Candela:
Creo que el ministerio de Medio Ambiente de Aznar aún hizo buenas cosas, sobre todo en la Mariña lucense, apoiándose en la Lei de Costas de Borrell que ahora pretende dinamitar Arias Cañeete.
El ferrocarril a Marín fue construído, parece, a petición de Tomás Iribarne,un tipo cortito, pero muy amigo de Rajoy, como que le lleva el maletín con los dossieres cuando el hombre acude a algún debate.
Rajoy nunca se ha mostrado ecologista y aquí, en Pontevedra, no ha logrado gobernar.
Una pena. Por falta de color.
Un cordial saludo,

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Chinto:
Es un dolor ver cómo han destrozado esta ría. Lo malo es que todos son iguales, si bien el Bloque ha sabido engañar mejor, simular un perfil ecologista del que carecen. Pero, no, todos están faltos de razón, como endemoniados.
Unha aperta.