jueves, 1 de marzo de 2012

A sustentabilidade en Vitoria

 Fábrica de celulosas, Ence, en Pontevedra, que debería ser considerada "nula ab initio" ó non comprire nunca coas condiciós establecidas na concesión do 1958.
 Vista do complexo de Ence i Elnosa, das que o ministerio da Vivenda, ano 1973, decía que deberían desapareceren do lugar, por seren causas de problemas prá convivencia e saúde humás. Pero tal parez que coa democracia chegou un discurso peor, de burla permanente ó Estado de Dereito.
5000 familias tiñan a súa economía basada na capacidade de producción da ría, como se fose unha gran cetárea. Actualmente, todo morre. Os políticos suspenden e non saben falar do medio ambiente nada máis que cando fan campaña electoral. Actúan como presuntos delincuentes e só queren salva-la súa parcela do litoral. Ata que o xogo lles revente por consentiren a morte da ría e a contaminación ás súas portas.

Pontevedra, 27.02.2012
Entrada n. 1499 do blog
Artículo semanal.
A sustentabilidade en Vitoria,
por Xesús López Fernández

    Vitoria, no País Vasco, pode oufanarse, certamente, do título de Capital Verde de Europa que lle acaba de ser outorgado. Pró 2013 será Nantes, en Francia, a nova capital verde europea. Pode ser oportuno traer aquí algunha referencia en relación coa Axenda21Local de Vitoria-Gasteiz, como gran lección que os curiosos poden consultar en internet, mesmo pra aprendere cómo se redacta unha axenda local ou o horizonte do esforzo desta capital vasca. Porque estamos ante un caso paradigmático a imitar. A carta ten 274 páxinas de lectura didáctica que mostra compridamente as etapas do longo traballar de máis de dez anos do concello agora premiado. Na entrada titulada “Vitoria-Gasteiz, hacia un modelo más sostenible”, comeza por decir: O actual funcionamento das cidades é a maior causa de insustentabilidade a nivel global, xa que son os focos nos que se expresa a separación dominante antre economía i ecoloxía na súa máxima contradicción e xeneración de conflictos.
            No parágrafo seguinte, en relación coas cidades como centro de consumo, dise que poden ser tamén, como no caso de Vitoria-Gasteiz, importantes espacios de producción e, polo tanto, o lugar da degradación da enerxía e do consumo da maioría dos recursos que dá a natureza. E non é indicación menor a que fai esta carta no sentido de que “ó se-lo lugar de residencia e de traballo da maioría da poboación son  espacio de experiencia, de emprego e de conocemento”. Cando algo máis adiante son definído-los obxetivos, enfoque e metodoloxía do informe explicitados no proiecto  GEO Cidades, fanse dacordo co seguinte plan: 1. Evalua-lo estado do medio ambiente na cidade obxeto do proiecto; 2. Evalua-lo impacto das cidades e dos desenvolvementos urbáns nos diferentes ecosistemas; 3. Proporcionar ferramentas que permitan a toma de decisiós na xestión urbá e ambiental.

            Nesta exposición son formuladas as seguintes cuestiós: 1. ¿Qué lle está a acontecer ó medio ambiente de Vitoria-Gasteiz; 2. ¿Por qué ocurre ésto?; 3. ¿Cál é o impacto?; 4. ¿Qué podemos facer e qué estamos a facere nestos momentos?; 5. ¿Qué vai pasar se non actuamos agora?. Por eso é necesaria unha toma clara de conciencia cidadá e, neste sentido, a Axenda21Local que debe acompañare a todo PXOM serio que se poña en marcha debe ser explicada porta por porta, casa por casa, como documento esencialmente democrático ou, como se afirma na Carta de Vitoria e pra camiñar cara a sustentabilidade, as políticas urbás deben estar apoiadas pola participación cidadá e por unha xestión colaborativa do goberno local, o que se reconoce no relativamente recente concepto de “gobernanza” ou bo goberno, algo que non existe cando non hai relación de confianza cos cidadáns, nen transparencia; nen tampouco calidade informativa de tódo-los plans e políticas pra que os cidadáns poidan participare na toma de decisiós.
          
             Levarianos máis alá do propósito deste artículo continuar coa lectura da Carta de Vitoria. Citemos, se acaso, os criterios de obxetivos de sustentabilidade que se citan: Sustentabilidade ambiental, minimizando os impactos sobre paisaxe e ciclos naturales; sustentabilidade socio-cultural; sustentabilidade económica. É decir, fundamentalmente, conservar e recupera-lo capital natural; mellora-la calidade de vida e do benestar e cohesión social; fomenta-lo desenvolvemento económico asociado ós recursos humáns, enerxéticos e materiales do lugar. Pero cando se definen as terras de labor periurbás como polígonos virxes á espera do “oportuno” promotor, como acontece en Pontevedra, diríase que estamos a pensare con criterio de “máis burbulla inmobiliaria”, no canto de poñer en marcha unha política de restauración certa do casco vello, hoxe deprimido económica, comercial e ambientalmente, como a cidade toda e a ría toda. E non hai esperanza, que aquí o PXOM carece de Axenda21Local. ¿Qué vai pasar se non actuamos agora?, inquiren na Carta. Pero aquí, con varias sentencias firmes dictadas por delito ambiental, parece nos queremos tumba-lo Estado de Dereito. E Pontevedra carece de vocación de cidade verde, fixo mal os deberes.

12 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Por lo que nos cuentas, amigo Xesús, la comparación entre Vitoria y Pontevedra, en lo que se refiere a cuidados del medio ambiente, da una clara ventaja a la primera. La empresa que contamina la ría constituye un crimen, consentido por los políticos, a lo largo de muchos años.
Un cordial saludo.

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Chinto:
Hace años publicaba un chiste Xaquín Marín que va a resultar profético:
Dos individuos se bañaban en una plaza de moda. La mierda humana flotaba en derredor de los bañistas.
Uno de elos comenta "¡Qué boa está a auga!", "¿E non vai estar, se trae talladas?"
Eso pode se-lo dibuxo real da praia de Silgar, d´aquí a poucos anos. Porque a merda do fondo da ría vai chegar alí. Seguro.
Un saludo cordial.
(Hace cosa de un par de horas que he encendido el ordenador, después de una cumplida ausencia en Fuerteventura)
Aún no tuve tiempo de introducir comentarios.
Repito, Saludos.

Candela dijo...

No sabía lo del premio de Vitoria. En cuanto a la ría, por lo que comentas en este y otros post lo que veo raro es que aún sobrevivan 5000 familias de su explotación. Siento curiosidad por conocer cuantos puestos de trabajo mantiene ENCE, aunque no creo que esto forme parte del problema.

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Candela:
De la ría no viven 5000 familias; vivieron.
Ence tiene poco más de 200 empleados. La cuestión de los inducidos no tiene que ver, porque a esos trabajadores puedes situarlos incluso en Uruguay, de donde llega, a lo mejor astillada, mucha de la madera de eucalipto que utilizan. Y también podríamos incluir entre los inducidos a los incendiarios del monte gallego, donde los eucaliptos se reproducen de forma histérica después de los incendios: 22ooo rebrotes de cepa se han llegado a contar, por hectárea quemada.
Y Ence está, en estos momentos, sin concesión. El asunto está en la Audiencia Nacional. Ence se presenta, pero no argumenta nada.
Y creo que con Arias Cañete nos ha tocado una desgracia, que la disciplina del litoral se va a deteriorar todavía más.
Ya te contaré.
Un abrazo.
P.S. Ando con el tiempo escasísimo. Y el próximo 6.03 me vuelvo a ausentar.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Con las fotografías que incluyes 3en tu entrada, y a se ve la dimensión del desastre ecológico.
Yo pregunto ¿es posible que esa fabrica de celulosa aporte mayor riqueza que la explotación normal de la ría? Porque una ría como esa, cuidada ecológicamente, en pescado, marisco, turismo, etc. creo que aportaría a la región más beneficios que así. Sería además treméndamente mucho más sana.

Un abrazo

o blog de xesús lópez dijo...

Tienes toda la razón, José Luís:
Pero creo que nunca se ha hecho un estudio serio del lucro cesante derivado de la presencia contaminente del complejo de Lourizán, de otras actividades del puerto de Marín (algunas condenadas por el TS), o a consecuencia de la desecación de las junqueras.
La ría fue rica en saradinas y robalizas y existe memoria de cuando era normal la recogida de ostras más arriba del puente del Burgo.
Hoy todo es un destrozo que crece y Arias Cañete no presagia buenos tiempos ni disciplina en el litoral.
En el fondo, todo sigue igual. Y son los clústers los que dictan la actuación de Medio Ambiente.
Isable Tocino parecía estar en el buen camino, como también Cristina Narbona, a la que hicieron volar por los aires al pretender la aplicación de la ley de Costas de forma más estricta. Incluso le cambiaron de nombre al ministerio de Medio Ambiente, que pasó a llamarse el MARM. Después vino el diluvio: la Espinosa y la otra ceporra, Rosa Aguilar.
El PP debería recordar que fueron ellos los que crearon, en tiempos de Aznar, el ministerio de M.A. Pero con las políticas en marcha, esta ría está condenada, diríase, a ser una gran ciénaga, incluso en Silgar, la playa de Rajoy.
Un abrazo.

Natalia Pastor dijo...

Un asunto así es responsabilidad de la Xunta, que permite que una empresa contamine la ria.
Seguramente, el "garbanzo contable" de turno habrá dilucidado que es más rentable mantener ENCEL que conservar el ecosistema de la ria.

Saludos.

Sabela Arias dijo...

Cando hai 20 anos coñecín Vitoria Gazteiz quedei abraiada polos seus parques e a cidade, para min sempre foi un referente urbanístico.
Un saúdo.
Sabela

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Natalia:
El caso es que la denuncia de Salvemos Pontevedra por la presunta pérdida de concesión al haberse producido un cambio en la denominación social y en la distribución de los paquetes accionariales que afecta a más del 50 por cien del capital, después de judicializada y estar prolapsada por el TXGalicia está ahora en la Audiencia Nacional.
Es asunto que la cretina de Rosa Aguilar intentó sofrenar y Ence, presente en el procedimiento, no acaba de alegar.
Como no es asunto con rendimientos políticos, la cosa sigue lenta.

Saludos

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Sabela:
Hai cousa de doce anos que viñeron xentes de diversos concellos españoles: de Oviedo, Vitoria, etc., pra nos explica-los pasos dados naqueles municipios pra mellorare o seu urbanismo cara unha sustentabilidade real.
Aquí non quixeron entende-los recados e a cidade vaise conformando a modo de Gulag, de gran prisión dos residentes, decote máis incomunicados.
Presumen os nosos gobernantes locales de ecoloxistas, pero pódoche asegurar que é mentira; que presuntamente están vendidos ós clústers reventadores da ría.
Un cordial saúdo.
Xesús

Lobo Solitario dijo...

Buena puntualización Xexus: Vitoria no es exactamente el mal llamado "país vasco" es y siempre ha sido tierra fronteriza, mitad castellana mitad vasca.

o blog de xesús lópez dijo...

Sí, Lobo, es así.
Y en Pontevedra no se ha querido apostar por la sostenibilidad.
Un representante de Vitoria intervino en un foto aquí celebrado, hace unos doce años, y contó las medidas ya adoptadas en su ciudad.
Aquí han apostado por la eliminación de arterias de la ciudad, recudir el tránsito, y elegir como modelo de ciudad un espacio donde sólo han primado la apertura de tabernas y el cierre de comercios y viviendas, y hecho imposible la vida en la zona vieja.
Hoy se han conocido datos sobre el paro pontevedrés y es la capital, Pontevedra, que de capital nada tiene, la que registra un más alto porcentaje de gentes sin trabajo.
Un cordial saludo